Como actuar si un perro gruñe o muerde en presencia de comida

Mi perro gruñe cuando tiene un hueso. Que podemos hacer.

Como profesionales nos pasa muchas veces de tener clientes preocupados o asustados por el hecho que sus perros gruñen, enseñan dientes o intentan morder cuando tienen un hueso y comida cerca.

Técnicamente es un caso de protección de recursos, algo totalmente normal para un perro.

Con perros desconocidos nuestro consejo puede ser solamente NO molestar el perro mientras protege un recurso, comida, juego, palitos o cualquier cosa sea.

Con nuestros perros podemos hacer algo diferente.

 

Lo que no se tiene que hacer si el perro gruñe:

Si el perro gruñe o nos enseña los dientes NO tenemos nunca que usar el  castigo como solución del problema.
Estas conductas son señales de comunicación correctas. El perro gruñe para comunicar que no quiere que nos acercamos en este momento, es su manera de evitar conflictos.
Lo que tenemos que hacer en esta situación es alejarnos, comunicar al perro que las señales que nos está enviando funcionan, y que no sirve pasar al nivel superior de comunicación y alerta: la mordida.
Si castigamos las señales de amenaza el perro irá aprendiendo que gruñir o enseñar los dientes no le funciona y como consecuencia no las usará, y aprenderá a usar directamente la siguiente señal, que es la mordida.

 

 

Que podemos hacer si mi perro gruñe por protección de recursos

 

 

Trabajar la confianza:

Con nuestros perros aconsejamos de trabajar desde cuando son cachorros la confianza con nosotros. En practica quiere decir explicar al perro que no tiene que tener miedo que le vamos a quitar algo.

Tenemos que explicar a nuestros perros que cuando  nos acercamos siempre le vamos a aportar algo más, algo que le guste.

En este video uno de nuestros perros está comiendo un hueso. No solemos darles muchos huesos recreativos para evitar de desgastar demasiado los dientes y también por ser pequeños huesos parte de sus comida diaria. Por este motivo el valor del hueso, que es algo no habitual, es bastante alto para nuestros perros.

En el video podemos ver nuestra Tesla, una perra adoptada adulta, tenía una forte protección de recursos por la comida, enseñaba enseguida los dientes cuando nos acercábamos.
La situación se solucionó en pocos días comunicando a Tesla lo que hemos explicado más arriba, nuestros acercamientos siempre añadían algo bueno, nunca quitaban lo que tenía.

Siempre aportamos algo bueno, nunca quitamos.

El trabajo consistió en dejarle al suelo croquetas de pienso ( recurso de minor valor ) , y cada vez que acercábamos nuestras manos era para dejarle trocitos de carne o de pescado que ella adora ( recurso de valor más alto ).
Con perros adultos que suelen sentirse amenazados mientras comen o protegen un recurso es importante empezar a trabajar con más distancia. Con el tiempo iremos acercándonos hasta llegar a poderlos acariciar o a poder tocar el recurso. Por supuesto nunca le vamos a quitar lo que está protegiendo.

 

 

En el video cada vez que Tesla gruñe alejamos la mano para comunicarle que entendemos lo que nos está comunicando.
Si cuando acercamos la mano no emite ninguna señal de amenaza le entregamos trozos de comida. Empezamos a acercar la mano con trocitos de comida ( criterio de dificultad más fácil para el perro ), luego acercamos la mano sin comida ( criterio más alto de dificultad ) y si no gruñe con la otra mano le ofrecemos comida.

La protección de recursos puede llegar a ser un problema y una fuerte causa de estrés para nuestros perros.
Con una buena comunicación y una correcta rutina podemos evitar situaciones de alerta y tensión que puedan generar problemas de conducta.

En el caso de conductas agresivas por protección de recursos es necesario consultar un educador de perros profesional.

 

4 comentarios en “Mi perro gruñe cuando tiene un hueso. Que podemos hacer.”

  1. Me parece muy buena la info pero y si la protección de recursos (por ejemplo: juguete, una mesa, yo misma) sucede no hacía las personas sino hacia otro perro de la manada que pasa al lado y la situación termina en un marcaje, cómo podríamos trabajarlo?
    Es una perra de 7 años rescatada de la calle hace un mes y en casa ya teníamos 2 hembras y un macho de 6, 11 y 12 años.
    Gracias!

    1. Hola, es recomendable que los perros adoptados las primeras 4-8 semanas ( periodo de adaptación ) vivan en un entorno tranquillo, para que el estrés causado por los cambios pueda bajar.
      Terminado el periodo de adaptación empezar a presentar recursos de bajo valor en presencia de dos perros ( un juguete no tiene el mismo valor de un hueso ), empezar a trabajar con 2 perros a la vez. Vigilar siempre para poder intervenir si pasa algo.
      Con el tiempo ir aumentando el valor de los recursos.
      Es buena norma alimentar por separado perros que aún no se conocen bien.
      Con el tiempo se puede empezar a trabajar con siembras de premios ( trocitos de comida ) en el jardín. Si la cantidad de los premios es adecuada generalmente no suelen pasar problemas, y los dos perros empiezan a aprender a compartir recursos.
      Los perros adoptados en algunos casos suelen tener más estos tipos de problemas por haber tenido pocos recursos a disposición en la edad del desarrollo.
      Todo se puede solucionar trabajando con paciencia y empezando con niveles de dificultad bajos. Saludos

  2. Hola mi cachorra tiene tres meses, y le compramos huesitos para premiar. El otro día la premiamos por aprender a acostarse, le di el hueso pero luego me di cuenta que tenía papel y quise quitárselo. Ella me gruñó pero pude sacárselo, mi reacción fue gritarle, y la castigue dejándola en su espacio pero lejos de nosotros, luego volvió sola y cariñosa. No lo he vuelto hacer pero me preocupa que cuando sea grande me pueda morder, ahora me acerco con más cuidado. No quiero que sea así porque tenemos sobrinos y podría ser peligrosa. Qué puedo hacer ?

    1. Hola Nicole, los gruñidos no se tienen nunca que castigar, es la comunicación que un perro utiliza para señalar una situación de incomodidad. Hay que entender que un cachorro acaba de llegar en su nueva familia y aun tiene que desarrollar el vinculo y la confianza que permiten no estar incomodo en soltar o dejar algo. Hay que trabajar desde el principio en el intercambio y en la confianza, usando métodos respetuoso. Aconsejamos de buscar un profesional que trabaje con enfoque respetuoso para tener las bases mínimas de conocimiento del lenguaje canino y del desarrollo de una relación multiespecie. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba